viernes, 26 de marzo de 2010

¡Vacaciones!

Se me han pasado los días y ya son más bien semanas desde que te escribo. Tengo pendiente contarte cómo voy con la clase sobre ti que estoy dando en la Facultad de Ciencias, y cómo fue escribir aquél artículo para niños de sexto de primaria (de 11 años, aprox.). Además, he avanzado en mi revisión sobre la historia de la historia de la astronomía en México para la ponencia que daré en mayo, y esto también está muy interesante.

...pero ¡tengo vacaciones por la Semana Santa! así que me temo que todo esto tendrá que esperar hasta que regrese.

Mis vacaciones van a ser aquí, ni siquiera en mi ciudad, en mi colonia. Procuraré moverme lo menos posible, y hacerlo muy lentamente, para así lograr la ilusión de contar con una vastísima cantidad de tiempo.

Tengo apartados dos libros que se me antoja mucho leer en este rato. Uno de ellos acaba de llegar a la biblioteca de la DGDC. Se trata del libro más reciente de uno de mis autores favoritos que me parece que te gustaría mucho a ti también. Edward Tufte es un experto en representación visual, y se ha vuelto algo así como un gurú de la visualización de datos, algo a lo que tú te dedicaste en los primeros años después de tu encuentro con el telescopio. Este libro, el quinto de una serie, se llama Beautiful Evidence y supongo que bastará con que te ponga el mero inicio para que se te antoje:
A colleague of Galileo , Federico Cesi, wrote that Galileo's 38 hand-drawn images of sunspots "delight both by the wonder of the spectacle and the acuracy of expression." This is beautiful evidence.
El otro libro que quiero leer en mis vacaciones está en el buró junto a mi cama desde hace meses, esperando pacientemente su turno. Se trata de una obra que he encontrado citada en muchos lugares interesantes y que creo que además de entretenido, me será muy útil. La jaula de la melancolía, del antropólogo mexicano Roger Bartra lleva el subtítulo: Identidad y metamorfosis del mexicano, con lo cual ya más o menos te puedes imaginar por dónde va.

Pero no sólo de libros vive esta mujer; tengo planes para ver a amigos, cocinar, y atender mi jardín que en esta temporada está creciendo tan rápido que exige mucha atención.

2 comentarios:

Carlos el baterillero dijo...

Hola Buen día

Antes que nada, pues felices vacaciones.

Le escribo desde Perú. Llegué hasta su blog, mientras buscaba información acerca de Kepler... es que leía Cosmos y hay un capítulo dedicado al "affaire" de la madre de Kepler, así que abandoné la lectura de Cosmos, y me enfrasqué en la lectura de una biografía de Kepler.

Me sorprende la cantidad de blogs "mexicas" sobre astronomía y divulgación científica, ojala por acá hubiera una movida similar... voy a preguntar en las librerias(hay muy pocas en Lima) si encuentro alguno de los títulos que Usted ha publicado.

Tenía el deeo de escribirle y ahora que lo hago, como que las ideas no me acompañan.

Preguntarle si escuchó de Maria Reiche. Es un personaje que admiro. Fue matemática y astrónoma alemana, que vivió aquí en Perú. Ella asumió la nacionalidad nuestra con orgullo. Fue la cuidadora y estudiosa de las Lineas de Nazca... ella, barrió la pampa... digo barrió, ya que es literal. En 1946, acabada la guerra mundial, pudo salir de Lima, con un atadito de doce escobas y partió para Nazca. Ella tiene la hipótesis, de que esas lineas, son un gigantesco calendario astronómico.

El Perú, tiene a las Lineas de Nazca, gracias a María Reiche.

Por ahora, me despido aquí.

Saludos
Carlos el baterillero

Susana Biro dijo...

hola carlos,

¡qué bien que caíste en este blog!

revisé, y las editoriales de mis libros están todas en perú. ojalá encuentres alguno.

sí he leído de reiche y las líneas de nazca. es una historia muy impresionante!

saludos,

s.